¿Qué es la depresión?

Es probable que, últimamente, hayas visto el movimiento que ha originado en redes sociales la depresión, sus síntomas y cómo un alto porcentaje de personas tiende a considerar que se trata simplemente de un estado de tristeza. Lejos de esto, la depresión es una enfermedad clínica severa, que incluso puede llegar a dejar a una persona postrada en cama. De hecho, muchas de las ventas de camas articuladas en Barcelona se deben a ésta.

Algunos de los síntomas son los siguientes:

         Pérdida de interés en las actividades que solían motivar.

         Aumento o pérdida del apetito.

         Dificultad para dormir, o bien, dormir demasiado.

         Sentirse desesperanzado, irritable, ansioso o culpable constantemente.

         Dolores de cabeza, calambres o problemas digestivos.

         Sentirse triste en todo momento.

         Tener ideas relacionadas con la muerte o el suicidio.

Se considera que la depresión es un tipo de trastorno del cerebro. Para que tenga lugar, existen muchos factores genéticos, biológicos, ambientales y psicológicos.

No existe una edad determinada para sufrir depresión; sin embargo, se trata de un trastorno que suele tener su inicio en la juventud o en la edad de adulto joven, y es mucho más común en las mujeres. De hecho, ellas también pueden sufrir una depresión posparto después de dar a luz.

También existe la depresión estacional, especialmente, cuando llegan el invierno o la primavera. Se considera, además, que la depresión es una parte del trastorno bipolar.

Según la OMS, la depresión es la primera causa de discapacidad a nivel mundial. De hecho, está estimado que afecta a unos 300 millones de habitantes en todo el mundo. Sólo en España, la incidencia de trastornos depresivos es de un 5 – 9% de la población, alrededor de un 1’5 millones de personas, pese a que, al menos, entre el 10% y el 20% ha padecido episodios depresivos en alguna etapa de su vida. Lo peor de todo es que, en muchos casos, esta depresión no ha llegado a ser diagnosticada ni tratada como tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *