Usos terapéuticos de la marihuana

La  marihuana se conoce como una droga que muchas veces está mal vista, pero no mucho más lejos de ello, este tipo de sustancia se puede dar para otros usos que no solo sea para colocarse.

En su debida dosis puede usarse para fines medicinales y terapéuticos. Si bien no acaban de curar del todo, ayuda a paliar distintas enfermedades o diagnósticos crónicos para ayuda a llevar una vida rutinaria mejor.

Que se use para con estos objetivos, no quiere decir que se debe de consumir en cantidades ingentes ni mucho menos. Siempre hay que ir con cierto cuidado pues tan solo es un añadido y terapia para paliar dolores, y no con otro fin.

Muchas personas disponen de su propia fuente de recursos y es recomendable saber cómo cuidarlos y que abonos canna se deben de usar para que vuestra planta sea la apta para este tipo de tratamientos.

Los tratamientos terapéuticos

La clave de la marihuana terapéutica está en las sustancias de su composición, ya que contiene proporciones tetrahydrocannabinol (THC) y cannabidiol (CBD), que es la sustancia que potencia la capacidad analgésica de la planta. Esto se consigue mediante técnicas de cultivo.

Los principales beneficios paliativos que se han tribuido a la marihuana terapéutica son:

  • Inhibe las náuseas y el vómito  para aquellos que padecen cáncer y sida, y además que son sometidos a quimioterapia.
  • Analgésico para los dolores en enfermedades como la esclerosis múltiple o lesiones medulares
  • Estimula el apetito y facilita el aumento del peso de pacientes con anorexia derivada de patologías graves.
  • Atenúa los espasmos y las contracciones causados por enfermedades como la epilepsia, esclerosis múltiple o párkinson.
  • Combate la ansiedad y la depresión.

 

Aparte de estos usos también se puede dar pueden tratarse para otras patologías como el estrés o problemas mentales severos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *